¿Que aporta Amadahi a una docente?

Amadahi, no me aporta, no me enseña, no me instruye, Amadahi hace que yo aprenda, que yo evolucione y que me forme.

Amadahi pone el foco de mi aprendizaje en mi misma, y hace que me construya como docente.

Al intentar verbalizar que es lo que me aporta Amadahi como docente, reflexiono sobre que me aporta como persona, y creo que de este punto sale la más importante conclusión: no puedo separar lo que me aporta a nivel personal y profesional.

En Amadahi aprendo cada día que soy maestra y no hay nada más personal que eso. Y como decía Kate Millet “ lo personal es político”.

Amadahi me ha ayudado a entender que cada momento, cada gesto, cada risa, cada lloro, lágrima, bostezo, parpadeo, abrazo, beso es tan importante y significa tantas cosas…

imagen amadahi

Amadahi me ha ayudado a mirar en vez de ver y a escuchar en vez de oír. Me ha ayudado a conocer a la infancia y a respetarla, a entenderla y comprenderla.

Cuando terminé mi periodo de prácticas en la escuela, Paz me dijo que llevaba una semilla dentro y que veía en mi una mujer bosque. Esa semilla la riega Amadahi cada día y poco a poco está brotando, veo las ramas, las hojas empezar a salir, empezar a ver la luz. Puede que ya fuese una niña bosque antes de llegar a Amadahi, puede que ya tuviese la semilla dentro de mi, pero sin su ayuda no podría crecer como lo hace ahora.

Hoy, dos años después, sigo llegando cada día con mariposas en el estómago, suerte que estamos al aire libre y enseguida pueden echar a volar… Sigo y seguiré llegando con ellas, y creo que eso nunca lo perderé, como nunca dejaré de aprender, crecer y SER.

Anais Buyo

Maestra en Educación Infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *